Consejos para ahorrar luz

La iluminación supone casi el 20% del consumo energético a nivel mundial, tal y como expone un estudio llevado a cabo por la Agencia Internacional de la Energía. También es responsable del 6% de las emisiones de gases de efecto invernadero, algo que pone en peligro la integridad del planeta en que vivimos y que va desgastándolo poco a poco. Siguiendo unos pocos consejos, podemos reducir este consumo en el hogar y aportar nuestro granito de arena a mantener a salvo nuestro planeta.

bombilla estandar

Estos consejos que comentamos a continuación sirven tanto para nuestros hogares como para las oficinas o lugares de trabajo:

  • Es importante aprovechar al máximo la iluminación solar, totalmente natural, que no contamina y que es totalmente gratuita.
  • No todos los espacios de nuestro hogar necesitan la misma cantidad de luz. Analice estas necesidades y realice mejoras prácticas.
  • Dé preferencia a la iluminación localizada regulando la misma, ahorrando en la factura de la luz a la par que crear ambientes confortables.
  • Es recomendable utilizar colores claros tanto en las paredes como en los techos de las estancias, para aprovechar mejor la iluminación natural.
  • Dejar encendidas las luces en los lugares que no estamos es un gasto innecesario y muchas veces no nos damos siquiera cuenta de hacerlo.
  • Las bombillas LED reducen el consumo y el gasto energético de la refrigeración que sufren las bombillas antiguas, por lo que se recomienda sustituir éstas por la iluminación LED. Sólo un 15% de la energía de una lámpara incandescente se utiliza para iluminar, todo lo demás es transformado en calor.
  • Los tubos fluorescentes son muy útiles en los lugares donde tiene que estar encendida la luz durante muchas horas y también requiera potencia.

Para los centros de trabajo, además de los anteriores supuestos, es recomendable tener en cuenta:

gu10cob

  • Apagar las luces en los descansos.
  • Utilizar lámparas LED en lugares de constante iluminación que consumen un 50-60% menos que las de bajo consumo y hasta un 90% menos que ciertas bombillas incandescentes.
  • Hacer uso de tubos fluorescentes con balastros electrónicos.
  • Retirar los focos o fluorescentes quemados, así se evita un consumo innecesario.
  • Aprovechar la luz natural del sol y evitar trabajar de noche si es posible.
  • Si hay altos consumos de energía utilizar media tensión.
  • Es recomendable hacer uso de motores eficientes que ahorren el 30-60% de la energía eléctrica.
  • Adquirir nuevos equipos de aire acondicionado ya que son más eficientes que los equipos antiguos.

Speak Your Mind

*